tendencias / Habilidades Competencias

Adaptación en el sector empresarial: ¿qué habilidades y conocimientos son esenciales?

La importancia de la adaptación en el sector empresarial es un aspecto cada vez valioso. Además de la formación y la experiencia que puede reflejarse en un currículum, las empresas están dando una creciente importancia a otro tipo de habilidades y competencias a la hora de contratar.

Las habilidades conocidas como soft skills o habilidades blandas, son fundamentales en el ámbito empresarial y no están tan enfocadas en los conocimientos técnicos, sino en los valores y actitudes humanas que aportan un gran valor a las organizaciones. Por esta razón, es crucial identificar las competencias esenciales más demandadas por las empresas, desarrollarlas y resaltarlas durante las entrevistas o procesos de selección.

 

¿Qué son las habilidades blandas?

Estas habilidades, conocidas como soft skills o habilidades blandas, no están directamente vinculadas a una extensa formación académica o experiencia laboral de una persona. En realidad, están relacionadas con la personalidad, el comportamiento, la comunicación y el pensamiento, entre otros factores. Estos elementos suelen ser difíciles de medir de manera objetiva.

En contraste, las habilidades cuantificables (hard skills) se adquieren a través de la educación, formación y experiencia laboral. Un ejemplo de ello podría ser el dominio de un software específico.

 

¿A qué nos referimos con estas
habilidades blandas?

Algunos ejemplos de este tipo de habilidades que resultan claves para el desarrollo profesional en el sector empresarial son:

 

  • Inteligencia emocional

    Imprescindible para quienes desean trabajar en equipo. Esta habilidad está relacionada con la empatía y el saber escuchar, por lo que también es imprescindible para los profesionales del programa en Dirección en Marketing y Ventas​.

  • Liderazgo

    Liderar no es dar órdenes, sino pensar de manera estratégica escuchando a los equipos de trabajo y valorando su feedback. Esto es algo que se aprende en el programa en Liderazgo y Gestión de Equipos.

  • Actitud positiva

    De gran utilidad en la vida cotidiana e imprescindible para el entorno laboral.

  • Gestión del estrés

    Se relaciona con la resolución de problemas, la inteligencia emocional y la adaptación en el sector empresarial. Ante un imprevisto, la capacidad de no bloquearse y hacer frente a la situación resulta muy beneficiosa.

 

Por otro lado, podemos clasificarlas en las siguientes categorías:

  1. Habilidades interpersonales

    Son competencias que definen la personalidad y nos hacen únicos. Aquí podemos englobar: motivación, curiosidad, resiliencia, compromiso, confianza, capacidad de reflexión o, incluso, gestión de las emociones.

  2. Habilidades sociales

    Hacen referencia a la forma en que interactuamos y nos relacionamos las personas. Son, por ejemplo, la comunicación, la empatía, el trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo y la capacidad de aceptar críticas.

  3. Habilidades metodológicas

    Definimos de este modo a la forma de trabajar y afrontar diferentes retos. Incluyen, entre otras, la capacidad de análisis, la resolución de problemas, la organización y la negociación.

 

Conocimientos requeridos y habilidades esenciales

Los conocimientos requeridos y las habilidades esenciales más demandadas pueden ir evolucionando con el paso del tiempo. Por tanto, si quieres encarar en el entorno empresarial, debes saber adaptarte a las necesidades de los empleadores. ¿Y qué es lo que más valoran?

Creatividad

Sin duda, es algo que se requiere en la mayoría de las empresas. Esto implica pensar de manera diferente, imaginar y proponer ideas nuevas e innovadoras. La competencia entre empresas es cada vez mayor, por lo que la creatividad se ha convertido en un aspecto fundamental para destacar. Por ello, es una de las habilidades esenciales y más solicitadas por organizaciones de diferentes sectores.

Comunicación

En prácticamente cualquier puesto de trabajo es necesario saber comunicarse bien. Dominar esta habilidad implica saber expresarse de forma adecuada oralmente y también por escrito. Pero la efectividad en la comunicación pasa por saber escuchar y comprender a los demás.

Trabajo en equipo

Saber trabajar con otras personas como un todo es una de esas habilidades esenciales que permiten colaborar con los compañeros y que el negocio funcione a la perfección. Esta aptitud es una de las más valoradas y, para ello, hay que saber escuchar, respetar y empatizar con los demás. De hecho, en muchas organizaciones se fomenta esta colaboración mediante jornadas de team building.

Capacidad de adaptación

La capacidad de adaptación en el entorno empresarial es una habilidad altamente valorada. Los cambios son muy rápidos, y contar con la calma y la flexibilidad necesarias es una ventaja significativa.

Actualmente, son cada vez más las empresas que buscan profesionales polivalentes, capaces de aprender, reciclarse y adaptarse a diferentes funciones o procedimientos. Esta versatilidad se ha convertido en un aspecto clave para el éxito en el mundo laboral actual.

Compromiso

Las empresas valoran mucho la implicación de sus trabajadores en la misión y los objetivos de la empresa. Un profesional comprometido sabrá transmitir, de forma positiva, los valores y propósitos de la compañía y se convertirá en un excelente embajador de la marca.

Proactividad

Siempre se busca que los profesionales no solo cumplan con sus tareas, sino que también propongan ideas nuevas e innovadoras. Los trabajadores proactivos son capaces de resolver problemas de manera eficiente y actúan de manera organizada.

Pensamiento crítico y resolución de problemas

Analizar una situación, investigar, interpretar datos y tomar decisiones basándose en ellos está relacionado con la capacidad de resolver problemas. Y es que son habilidades que ayudan a saber cómo actuar ante situaciones imprevistas que puedan surgir en la rutina diaria de una empresa.

Capacidad para trabajar bajo presión

En ciertos puestos de trabajo es necesario saber trabajar bajo presión, habilidad cada vez más valorada en un entorno de incertidumbre. Saber gestionar el estrés y organizarse para cumplir con los objetivos establecidos es fundamental para destacar en el mercado laboral.

 

La importancia de contar con estas habilidades para el desarrollo profesional en la empresa

Contar con los conocimientos requeridos y sumar muchas de estas habilidades y aptitudes es esencial para buscar empleo. Asimismo, también lo es para promocionar en una empresa o poder acceder a puestos de mayor responsabilidad.

La ventaja de todo lo mostrado en este artículo es que es algo que puedes trabajar a diario y que te va a permitir mejorar tu adaptación en el sector empresarial. Un profesional que disponga de más de una de estas habilidades tendrá más posibilidades de desarrollo laboral que alguien que no haya trabajado estas habilidades, aunque tenga los mismos conocimientos.

 

Comparte:

Actualidad

Últimas noticias,
eventos y tendencias

Noticias
Eventos
Tendencias

Únete a la newsletter
y sé el primero en enterarte

© 2023 Iberonex. Todos los derechos reservados.